Acoso escolar / Ciberbullying



La Fiscalía General del Estado (Memoria 2013) constata un aumento de denuncias por amenazas, vejaciones y coacciones realizadas a través de las redes sociales que atribuye a la devaluación de los valores de la intimidad y la privacidad. En la memoria del 2015 se dice que el alcance de internet a cualquier punto geográfico del mundo y las facilidades de acceso ha potenciado hasta extremos la transmisión de noticias e informaciones y el contacto entre los ciudadanos.

Los menores y adolescentes, viven su vida normal en internet, produciéndose una intimidad acelerada: el sujeto que se inicia en la red se ve abocado a generar información sobre su intimidad pues es eso lo que le permite relacionarse con los otros sujetos que frecuentan la red. Por otro lado, la propia red incita a esa emisión de datos con preguntas continuas sobre el estado de ánimo del dueño del perfil, o del lugar dónde se encuentra o sobre las actividades que está realizando. El sujeto cada vez emite más información en una especie de compulsión exhibicionista. 

Todas estas circunstancias, desde un punto de vista socio-jurídico, implican que los menores y adolescentes actuales están ante una sociedad de riesgos informatizada. 

Desde el Observatorio Minotauro queremos concienciar tanto a niños y adolescentes como a sus familias de la importancia de una buena educación en el uso de la red, alertando de las consecuencias negativas que un mal uso puede producir. 

Conviene recordar que el acoso virtual produce mayores daños psicológicos que el acoso tradicional.