Servicios


 

Espacio libre de bullying

En el año 2004 los periódicos de nuestro país se hicieron eco de un caso de acoso escolar que acabó con la vida de un adolescente de 14 años. Desde entonces hasta ahora no podemos decir que la situación haya mejorado.  

De la misma forma que hemos hecho con la violencia de género, nuestra sociedad debe activar dispositivos y poner en marcha herramientas que protejan a los menores de una forma de violencia que pone en riesgo su salud y sus vidas. Y esta situación debe ser tratada con absoluta prioridad y emergencia en la agenda política de las administraciones públicas.

El Observatorio Minotauro quiere ofrecer a las víctimas, a sus familias y a las administraciones públicas un servicio de asesoramiento y acompañamiento que cumplirá las siguientes premisas:

  • Ofrecer un asesoramiento y acompañamiento psico-socio-jurídico. Esta triple dimensión de la atención a la víctima y a sus familias resulta fundamental para abordar las situaciones de violencia desde una perspectiva global y sistémica.
  • El asesoramiento psico-socio-jurídico estará tutelado por un psicólogo /psicopedagogo y un abogado.
  • El espacio facilitará una absoluta intimidad y confidencialidad para proteger la imagen del menor.
  • El asesoramiento y acompañamiento de cada caso se llevará a cabo en coordinación con los técnicos municipales.
  • El asesoramiento y acompañamiento constará de un diagnóstico de la situación, de un diagnóstico psicológico del menor, de un plan de acción para la protección del menor, de un seguimiento del plan terapéutico y de una evaluación final de cada caso.
El Espacio libre de Bullying es un proyecto del Observatorio Minotauro que se ofrece en primera instancia a todos los ayuntamientos de la provincia de Barcelona, con la finalidad de crear una red de “Municipio. Espacio libre de bullying”. En una segunda fase de implementación, el proyecto se ofrecerá al resto de municipios de Catalunya.
 

El Espacio libre de Bullying se ofrece es las dos modalidades de 1 día a la semana (4 horas) o 1 día al mes (5 horas) a partir de las necesidades de cada municipio.